En Dataslayer queremos basar nuestros precios en el uso, en lugar de la cantidad de usuarios, fuentes de datos o cuentas. Y la forma de medir el uso de la herramienta es mediante llamadas a la API, es por eso que nuestros planes están limitados por las llamadas diarias a la API que se realizan. Pero, ¿qué es una llamada API?

Llamadas API en Google Sheets

Una llamada a la API es cada vez que nuestro complemento necesita "llamar" a la fuente de datos elegida (Facebook, Google Analytics, Criteo...) para traer datos a su spreadsheet. Por lo tanto, cada vez que haces una consulta o la actualizas, estás consumiendo 1 llamada a la API, sin importar cuántas cuentas, métricas o dimensiones hayas seleccionado.

Por ejemplo, si tienes una hoja de cálculo con 3 consultas de diferentes con Facebook, Google Ads e Instagram, y está configurada para actualizarse automáticamente dos veces al día, realizará 6 llamadas a la API diarias.

También puedes ver cuántas llamadas a la API estás consumiendo, así como su límite diario, en la parte inferior del complemento:

Llamadas a la API en el complemento

Llamadas API en Google Data Studio

En Data Studio, cada vez que el conector necesita llamar a la API de la fuentes de datos, es cuando el usuario agrega o cambia un tablero con nuevas métricas, dimensiones, widgets… Y cuando actualices el dashboard contará 1 llamada a la API para cada gráfico, control o tabla de datos que tienes. Además, si compartes el dashboard con tus clientes, cada vez que actualicen los datos o cambien una opción en un control, consumirá llamadas a la API.

Si una consulta devuelve un error, NO cuenta como una llamada a la API.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!